top of page

He conocido a alguien y quería decírtelo

Actualizado: 6 nov 2023

Categoría: Poesía

España, abril 2019


Contarte que entre los dos, o por lo menos desde este lado

no hay secretos.


Desde que conocí a esa persona se me fueron tus sueños,

y lo siento, pero se escaparon las ganas; y es que

que cada que suelta una carcajada

contagia a los demás con su energía.


Es alguien elocuente que habla con amor y magia,

de vez en cuando suelta una grosería en forma de rebeldía.

Esa persona habla de la divinidad como su centro, y

de las cosas grandes que hace todos los días con su vida.

Ese alguien lleva siempre un amuleto,

a la virgen como protección en el cuello,

y dice que su frase es “el amor en libertad y

la energía en movimiento”.


Lo que más me gusta es que baila en la calle,

sin importar que la miren.

Y me lee poesía, esa que no es cursi y

mucho menos abstracta,

la que es directa y que desgarra.


Hablamos de pinturas, de formas y líneas,

de cómo nos transforma eso.

También hemos conversado de nuestra misión en el mundo,

asociada a estar con y para los demás,

ojala a los niños, sabemos que esas comunidades nos dan más felicidad

que la que les damos a ellos.


Me habla mucho, largo y tendido,

me explica su forma de querer

y en las noches cuando estamos en silencio

me abraza pecho a pecho.


Día de por medio por lo menos,

me regala un chocolate, y

cada que ve a un perro lo saluda.


Conocí a alguien, que me da tiempo,

y duerme conmigo las mañanas que me placen

sin remordimiento de lo tarde que

nos despertemos.


Conocí a alguien que canta salsa, baila reggaetón y

habla con su familia desde la confianza del ser.


Conocí a alguien, y me he enloquecido

entre su boca grande,

su nobleza y su tonalidad de voz.


Esa persona soy yo, me conocí y por eso me alejé.

Allí descubrí que tenía un ser maravilloso,

que gritaba.


Conocí a alguien que ahora no quiere ser cuidado por nadie,

porque esa responsabilidad es gigante y es solo de ella,

quiere solo vivir su camino siendo feliz,

sin una carga, sin un peso, liviana.


Conocí a alguien que todo lo olvida rápido,

hasta el daño que le hacen,

y lo único que tiene claro es que escribir la cura y la abraza.


Una Andrea Más


Corazón Salvaje, Manuela Castro.  Es mi traducción perfecta de conocí a alguien.
Obra de exposición Corazón Salvaje, Manuela Castro. Museo de arte contemporáneo de vidrio .





26 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Σχόλια


bottom of page