top of page

Jugar a las muñecas

Categoría: poesía.

España, junio 2023.


Me ha costado seguir jugando a las muñecas,

porque hemos crecido, 

sin embargo, quiero seguir jugando a las muñecas

con quien se enamore de mi nuevo ser y

de lo que ha cambiado en él.


Quiero volver a jugar con ellas y reírnos,

ya no del pasado sino del presente,

y de cómo nos imaginamos el futuro. 


No quiero jugar a las muñecas: 

si vas a juzgar la mía, 

si la vas a excluir,

si la vas a señalar, porque no sea como la tuya. 


Lamento si alguna vez yo misma puse las reglas,

si fui yo quien enseñó a ser tirana y ridiculice tu muñeca, 

si no la invité a jugar, si la critiqué a las espaldas y pretendí que nada pasaba.

  

Ya sabrás, no quiero montarla en el mismo carro,

ni llevarla a la misma casa, 

ni educarla para ser perfecta. 

Quiero que ella elija,

quiero que se sienta genuina, 

que no piense lo que debe hablar y que diga lo que quiera decir. 


Ya no quiero jugar a las muñecas solo para que la aceptes,

solo por jugar o por compañía. 


Mi muñeca tendrá que aprender entonces a jugar sola,

a buscar otros lugares, 

a identificar otras muñecas con las que pueda ser ella. 


Que no juegue más, no significa que el juego haya estado mal.

Jugamos bien ¡más que bien! 

En el corazón están y estarán nuestras grandes aventuras. 

Les aseguro, mi amor a sus muñecas fue real y traté de ser leal.


Claro eso, 

mi muñeca ya no es la misma,

y siento, si, siento mucho,

ya no poder seguir jugando a las muñecas con ustedes. 


Una Andrea Más 



publicidad de pel
Alución a la película "besame, estupido" de Billy Wilder.

11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page